loader

Premian a ganadores de concurso Calaveritas literarias

- Promovido por la Dirección General de Bienestar Estudiantil en el marco de las celebraciones del Día de Muertos.

URL corta:
Premian a ganadores de concurso Calaveritas literarias
En el marco de las celebraciones de día de muertos, la Dirección general de Bienestar Estudiantil realizó el concurso de calaveritas literarias.
2017-11-13
3954-premian-a-calaveritas-literarias-ganadoras-de-concurso-universitario-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2017-1.jpg3954-premian-a-calaveritas-literarias-ganadoras-de-concurso-universitario-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2017-2.jpg3954-premian-a-calaveritas-literarias-ganadoras-de-concurso-universitario-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2017-3.jpg

Oliver López Cauich, estudiante de Ingeniería Ambiental ganó el primer lugar del Concurso de Calaveritas Literarias con “Por mi agüita de curvato”

Chambeadora la Catrina

por sus dos largas tiradas

pues la tierra temblorina

le obligó aquellas jornadas

 

Pa´ olvidarse de esos ratos

se amarró bien los huaraches

y miró dónde hay curvatos

para hacerse un buen tepache

 

Con llaveros de Oaxaca

y unos huesos de camote

fue al Caribe la Calaca

a buscar más amigotes

 

En la UQROO se adentró

visitando a los colegas,

sólo alumnos encontró

pero nunca al estratega

 

La huesuda sonriente

por el campus caminaba

sorprendida de repente

cada ojo se le hinchaba

 

“¡¿Qué es esto?!”, ella gritaba

tal vez era una hepatitis

lo que no se imaginaba

es que tenía conjuntivitis

 

Arribó a la DCS

y pidió un remedio urgente

pero aunque la Muerte fuese

¡la enfermera es prepotente!

 

“¡Ya me voy!”—dijo la Flaca—

“por mi agüita de curvato,

pa´ el tepache y la resaca

y enfundar algún mulato”

 

El Segundo Lugar le correspondió a “La Catrina en el Boulevard”, de la alumna de la Licenciatura en Relaciones Internacionales, Fryda Sánchez Vázquez

 

Hoy me encontré a la Catrina

Nadie me lo vino a contar

Me saludó desde una esquina

En una banca del boulevard.

 

Una selfie se tomaba

en la Fuente del Pescador

como el sol la iluminaba

la flaca tenía calor.

 

En la Fuente del Manatí

se quiso refrescar un rato

parecía un maniquí

posando para un retrato.

 

Pensaban que era modelo

y que estaba disfrazada

la calaca le tomó el pelo

a todo el que por ahí pasaba.

 

Le invitaban marquesita

y también sus machacados

muy cordiales con la visita

estaban todos encantados.

 

Caminó hasta la universidad

para mirar los altares

se admiró de la diversidad

de los deliciosos manjares.

 

Felicitó a los docentes

sin echarles tanto rollo

“con permiso” dijo a los presentes

mientras se comía un pibipollo.

 

“Adiós mis chetumaleños,

me han robado el corazón

si el estrés les quita el sueño

nos vemos en el panteón”.

 

El tercer lugar fue para el alumno de la Licenciatura en Derecho, Omar Emilio España Díaz, con “Amor Mortis”

 

Los estudiantes la vieron

en camino a Rectoría

importancia no le dieron,

pues humana parecía.

 

Tenía agendada su cita

con un arcángel sin alas

y en su rápida visita

actuaría por las malas.

 

Brinquitos estaba dando

ya que era su día final

la Catrina iba pensando

cómo acabar con el mortal.

 

Subió por las escaleras,

recorrió las oficinas.

encontró un par de tijeras:

las futuras asesinas.

 

Preguntó por aquel hombre

pero nadie contestaba

hasta que al fin vio su nombre

que sobre una placa estaba

 

Atravesó así la puerta

sin dar vueltas al asunto,

ahí fue cuando la muerta

supo que no habría difunto

 

Él se colocó sus lentes,

le dedicó una sonrisa,

mostrando sus blancos dientes,

se arregló la camisa.

 

Ya la había conquistado,

lo miró maravillada

estaba ya perdonado

por dejarla enamorada.