Ofrece la UQRoo una de las carreras con mayor futuro en México y el mundo

• “Me estoy formando como un profesionista nuevo en el amplio campo de la Medicina, cuya misión es impulsar cambios en el ejercicio de la profesión y en el funcionamiento de las instituciones hospitalarias, para que la salud del paciente y de la sociedad, con los menores riesgos, sea el centro de toda la medicina”: Br. Enrique Javier Méndez Cuéllar.

URL corta:
Ofrece la UQRoo una de las carreras con mayor futuro en México y el mundo
La Licenciatura en Farmacia, una carrera de reciente creación en México y que rápidamente consolida su lugar en los equipos médicos, se imparte en la Universidad de Quintana Roo (UQRoo) con tres especialidades: Desarrollo y producción de medicamentos, Bioquímica clínica y Farmacia hospitalaria y social.
2018-04-02

La Licenciatura en Farmacia, una carrera de reciente creación en México y que rápidamente consolida su lugar en los equipos médicos, se imparte en la Universidad de Quintana Roo (UQRoo) con tres especialidades: Desarrollo y producción de medicamentos, Bioquímica clínica y Farmacia hospitalaria y social.

 

“Me veo como un profesionista que no existía hasta hace poco, nuevo integrante en los gabinetes y laboratorios de las instituciones de salud públicas y privadas, que comparte con los profesionistas médicos, de la enfermería y laboratoristas, la misión de que la medicina sea más efectiva, social y humana, minimizando los efectos secundarios y maximizando los positivos, en beneficio de los pacientes y de la salud pública”.

 

Lo anterior lo expresó convencido el estudiante de sexto semestre de esta carrera, Br. Enrique Javier Méndez Cuéllar, quien a pesar de haber elegido la Licenciatura en Farmacia como segunda opción, hoy está plenamente convencido de la importancia científica, hospitalaria y social de un profesionista emergente, moderno e interdisciplinario, que debe combinar conocimientos médicos, de biología, física, farmacopea, química, entre otros.

 

Mi visión de la medicina se ha transformado conforme avanzo en mi carrera y me siento afortunado por la oportunidad de convertirme en un profesionista de la salud del siglo veintiuno; ser parte de los cambios en este campo del conocimiento, en la transformación de los hospitales públicos y particulares, buscando que la salud del paciente y de la sociedad se conviertan cada vez más en el centro de toda la medicina.

 

El futuro farmacólogo Enrique Javier lo tiene muy claro: “En breve el país registrará un déficit de farmaceutas, debido a las recientes reformas a las leyes de salud, por lo que esta disciplina se convierte en una de las profesiones que tendrá un amplio abanico de oportunidades en hospitales y laboratorios; afortunadamente la UQRoo es una de las pocas instituciones, cinco o seis cuando mucho, que la imparten en todo el país.

 

Al explicar lo que está aprendiendo dice que ahora sabe cómo se hace un medicamento, su diseño y producción, pero además el papel del farmaceuta es más activo y enriquece el trabajo de las instituciones, al tener presencia en los hospitales y en la forma en que los pacientes son medicados, al grado de poder diseñar las dosis y frecuencias para cada persona, según su enfermedad y la reacción de su propio organismo, más allá del diseño masivo de los medicamentos y éste es uno de los cambios precisamente, señala.

 

Es una carrera con mucho campo de estudio y un gran futuro, cuyos límites son los que uno mismo se imponga y el horizonte tan amplio como nuestras propias aspiraciones, concluyó, al reiterar que está muy convencido de estar formándose como un Licenciado en Farmacia, el profesionista del futuro de la medicina.

ooOoo

SALA DE PRENSA