Sustituyen pruebas de medicamentos en animales con sistemas microfluídicos

- El Dr. Jannú Casanova Moreno del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (CIDETEQ) dictó la conferencia “Microfluídica y electroquímica para aplicaciones biomédicas” en la DCS de la UQRoo

URL corta:
Sustituyen pruebas de medicamentos en animales con sistemas microfluídicos
Estos sistemas, también llamados organ-on-a-chip, tienen el potencial de sustituir los modelos animales que actualmente se usan en el desarrollo comercial de medicamentos y permiten la evaluación de la reacción de un tejido ante varios medicamentos potenciales antes de elegir el tratamiento ideal para un paciente en particular.
2019-09-09
4697-microfluidica-y-electroquimica-para-aplicaciones-biomedicas-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2019-1.jpg4697-microfluidica-y-electroquimica-para-aplicaciones-biomedicas-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2019-2.jpg4697-microfluidica-y-electroquimica-para-aplicaciones-biomedicas-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2019-3.jpg4697-microfluidica-y-electroquimica-para-aplicaciones-biomedicas-universidad-de-quintana-roo-uqroo-2019-4.jpg

En la sala de usos múltiples edificio II, de la División de Ciencias de la Salud, de la Universidad de Quintanan Roo, se presentó la conferencia: "Microfluídica y electroquímica para aplicaciones biomédicas", a cargo del Dr. Jannú Ricardo Casanova Moreno.

En el evento realizado el 5 de septiembre, el Dr. Jannú Ricardo Casanova Moreno explicó ante profesores y estudiantes, que los sistemas microfluídicos son aquellos en los que un líquido se hace pasar por canales con dimensiones típicas menores a 1 mm. “En estas dimensiones, las soluciones acuosas presentan un comportamiento diferente en sistemas grandes.

El uso de estos sistemas se ha dividido en cuatro grandes áreas: Celdas de combustible, Síntesis, Biosensores, Cultivos celulares”.

Al respectó, el expositor ahondó que dentro del área de biosensores existen las metodologías de detección ópticas y electroquímicas, destacando ventajas y desventajas de cada una.

En particular, se mostró que electrodos de oro modificados con glucosa oxidasa y el polímero redox polietilenimina lineal modificado con ferroceno eran capaces de producir una respuesta amperométrica (corriente) dependiente de la concentración de glucosa en el medio.

“Estos sensores – explicó - están planeados para ser incorporados a plataformas microfluídicas de cultivo celular. Esto impone ciertas restricciones en cuanto a estabilidad ya que, a diferencia de los glucómetros convencionales que usan tiras reactivas desechables, los electrodos deben dar una respuesta estable al usarse continuamente por periodos de horas o días", explicó.

La platica concluyó con una descripción de las posibles aplicaciones de los sistemas microfluídicos (y los sensores) en cultivo celular.

En la actualidad, la punta de lanza en tecnología en esta área es el sistema de cultivo celular tridimensionales, en los que crecen sobre un andamio de gel.

Cuando se colocan en un mismo sistema, células de varios tipos que normalmente convivirían en un tejido vivo, éstas se organizan in vitro para crear estructuras similares.

Cabe hacer mención que este sistema, llamado organ-on-a-chip, tienen el potencial de sustituir los modelos animales que actualmente se usan en el desarrollo comercial de medicamentos. El sistema de cultivo celular tridimensional permite avaluar la reacción de un tejido personalizado (proveniente de una biopsia, por ejemplo) ante varios medicamentos potenciales antes de elegir el tratamiento ideal para un paciente en particular. Esta estrategia, llamada medicina personalizada, tiene fuertes implicaciones en el tratamiento de cáncer.

Dr. Jannú Ricardo Casanova estudió la Licenciatura en Química en la Facultad de Química de la UNAM. Realizó su doctorado en la Universidad de British Columbia, en Canadá y, posteriormente un posdoctorado sobre el uso de chips microfluídicos para detección electroquímica de tuberculosis.

Sus líneas de investigación son la modificación de superficies de electrodos y la elaboración de dispositivos microfluídicos para sistemas de biosensado y producción de energía, actualmente es miembro del SNI con nivel I y forma parte del Laboratorio Nacional de Micro y Nanofluídica.

SALA DE PRENSA