Polifarmacia y adulto mayor

Polifarmacia y adulto mayor

Polifarmacia y adulto mayor
Los Seminarios Académicos del Departamento de Ciencias Farmacéuticas, buscan el promover la colaboración con investigadores profesionistas expertos en los diversos campos de la biomedicina, farmacia hospitalaria clínica, salud pública y atención primaria a la salud
Los Seminarios Académicos del Departamento de Ciencias Farmacéuticas, buscan el promover la colaboración con investigadores profesionistas expertos en los diversos campos de la biomedicina, farmacia hospitalaria clínica, salud pública y atención primaria a la salud
Sexta conferencia de los Seminarios Académicos del Departamento de Ciencias Farmacéuticas en la DCS
Sexta conferencia de los Seminarios Académicos del Departamento de Ciencias Farmacéuticas en la DCS
  • 27 de abril del 2022
  • Compartir

En el adulto mayor es muy frecuente la polimedicación, la cual se asocia a un incremento de efectos y reacciones adversas, interacciones, menor adherencia al tratamiento, más hospitalizaciones, mayor mortalidad e incremento de los costos de atención, debido a cambios fisiológicos y comorbilidades que se presentan en esta etapa de la vida.

Así lo explicó la Maestra en Farmacia Clínica, Patricia Elisa Molina Prior, jefa del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Centro de Alta Especialidad Dr. Rafael Lucio, en Xalapa, Veracruz, quien presentó la ponencia “Polifarmacia y adulto mayor”, este miércoles 27 de abril, en formato virtual.

En el marco del cuarto Seminario Académico del Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la División de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma del Estado de Quintana Roo, la ponente expuso que la polifarmacia es el consumo de cinco o más medicamentos al día, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa que lo adecuado es el consumo de tres a cinco fármacos, por lo que se estima que los posibles efectos adversos pueden producir un 6.5% de los ingresos hospitalarios, de los cuales la mitad serían prevenibles.

Afirmó que en México, además, la población tiene la posibilidad de optar por alguna de las cuatro mil 500 plantas medicinales con que se cuenta y, en el caso de la población geriátrica, es necesario añadir a la lista otros fármacos que se señalan con menor frecuencia, pero que causan efectos adversos que pudiesen llegar a confundirse con síntomas de la propia enfermedad como las benzodiazepinas, antidepresivos tricíclicos, fármacos con propiedades anticolinérgicas, antipsicóticos, antagonistas del calcio e insulinas, entre otros.

La conferencista explicó que el envejecimiento es el proceso biológico por el que los seres vivos sufren una serie de cambios estructurales y funcionales que aparecen con el paso del tiempo, los cuales no son consecuencia de enfermedades ni accidentes, siendo esta la población que más suele estar polimedicada, presentando una mala adherencia al tratamiento, la que puede significar una falla terapéutica, una progresión de la enfermedad, hospitalizaciones y desenlaces no deseados.

El personal farmacéutico, por su área de conocimiento, puede apoyar al adulto mayor con la orientación -como profesionales de la salud- para reducir los errores de prescripción y los problemas relacionados con medicamentos, a fin de contribuir a elevar la calidad de vida de los pacientes.

Los Seminarios Académicos del Departamento de Ciencias Farmacéuticas, buscan el promover la colaboración con investigadores profesionistas expertos en los diversos campos de la biomedicina, farmacia hospitalaria clínica, salud pública y atención primaria a la salud, lo que incide directamente con la vinculación y fortalecimiento de futuras colaboraciones entre esta División Académica y los centros hospitalarios e Instituciones de Educación Superior, programas de posgrado y/o centros de investigación nacionales e internacionales.